Acción de gracias

Acción de gracias

Thanksgiving se celebró en Canadá el lunes de la semana pasada, pero para mí y para este pequeño blog, el día de acción de gracias se celebra hoy, último día de mi estancia en Woodroffe High.

Gracias a todos los que han hecho esta estancia de aprendizaje PIALE posible o memorable.

Gracias a la Consellería de Educación de la Xunta de Galicia por seguir convocando estas magníficas becas de actualización lingüística y pedagógica y por la inolvidable experiencia personal.

Gracias a Red Leaf y a Ocenet (Ottawa International Projects and Exchanges). Gracias a Marta Izuzquiza en Madrid y a Constantine Ioannou, Kari Hanes, Katherine Noble, Insook Bowman y Brenda St. Jean en Ottawa por una impecable organización de job-shadowing y actividades.

Gracias a mi profesor de contacto canadiense, Dave Conboy, que me ha mimado durante mi estancia en el instituto y a todo el profesorado de Woodroffe High School que me acogió calurosamente y me permitió compartir sus clases y sus alumnos.

Gracias a Raju Indukuri y Surya Kumari, que me iniciaron en los secretos de la cocina del sur de la India y me trataron, a mis años, como a un hijo.

Gracias a mis compañeros gallegos. Con ellos he compartido actividades, muy buenos momentos y viajes de Toronto a Québec y de Niágara a Kingston.

Gracias a mi mujer, Rosa María de Martín Santos, que siempre me ha animado a solicitar y disfrutar estancias en el extranjero. Sabe que viajar es mi pasión.

20161014_122939

Gracias a los que puedo haber olvidado.

Gracias porque ya no regresaré siendo exactamente el mismo.

Gracias / Grazas / Thank you

Anuncios

By invitation. Dave Conboy on ELD

By invitation: Dave Convoy on ELD

 

I’m Down with ELD

 

20161013_134401

 

I teach ELD, which is the acronym for English Literacy Development. This is a program for students who have gaps in their learning and school skills due to inconsistent or sub-standard schooling prior to arriving in Ottawa. The program hopes to bridge the gaps in their prior learning to allow the students to better integrate into mainstream course pathways once they have completed the program. These are wonderful and rewarding students to teach. They are more often than not enthusiastic, appreciative and respectful learners. I love the fact that you can see a direct link between the content and skills you are teaching and a better present and future. As they come from all corners of the globe, I feel like my understanding of the world has deepened through what my students have taught me about their conflicts, cultures, languages, and history.

 

 

Dave Conboy

Woodroffe High School

Ottawa, Canada

ESL / ELD

ESL / ELD

Puede parecer una disertación académica baldía o bizantina, pero no lo es, porque hay mucho en juego. La diferencia entre ESL y ELD supone un enorme paso adelante en la integración del alumnado y supone un tipo de política educativa que se preocupa por integrar a los que tienen más dificultades.

20161011_124016

ESL, English as a Second Language, o Inglés Lengua Extranjera es el que se imparte a los alumnos que tienen una primera lengua, como el gallego o el español en Galicia. Tiene una serie de características, con unos contenidos concretos y presupone una alfabetización en esa lengua materna.

ELD, English Literacy Development, o Programa de Alfabetización en Inglés es un programa de aprendizaje de lengua inglesa para alumnos que han llegado de otros países, especialmente de países en guerra o en situación de crisis y que presentan en distintos grados una situación de falta de alfabetización en su lengua materna.

Después de observar en las aulas el fracaso de las políticas de integración dura de este alumnado procedente de países como Afganistán, Irak, Eritrea o, más recientemente, Siria, las autoridades educativas de Ontario han desarrollado este programa de ELD para hacer posible una transición suave de este alumnado. Se forman en grupos diferenciados, con contenidos y metodología adaptados. Se trata de una forma más de inclusión y de asunción de la diversidad del alumnado que tiene, de este modo, una oportunidad real de integrarse en el sistema educativo canadiense.

10309513

La metodología asume las características de este alumnado y hay, por ejemplo, un gran énfasis en el desarrollo de estrategias de compresión oral y escrita que permitan el mayor grado de autonomía del alumnado, de manera que puedan avanzar por sí mismos y a su propio ritmo.

Para que este proceso tenga éxito se ha pensado en comenzar por la formación del profesorado mediante un proceso de observación de práctica docente, de cursos de formación y de puesta en común de buenas prácticas. De este modo, unos buenos profesionales, bien formados y motivados, pueden llevar a cabo un trabajo sin improvisaciones y aprovechando la experiencia acumulada.

He estado estas semanas con grupos de ELD y sus profesores y me he quedado impresionado por la motivación del alumnado y la profesionalidad de los docentes. Las autoridades educativas de Ontario han apostado por la inclusión de los más vulnerables y lo han hecho sin improvisaciones ni falsas integraciones que sólo generan frustración.

Ottawa

Ottawa

Toronto tiene un magnífico skyline de gran ciudad, barrios multiculturales, restaurantes multiétnicos y torres vertiginosas de cristal que suben al cielo desde las orillas del Lago Ontario. La ciudad de Québec tiene espléndidas vistas sobre el poderoso río San Lorenzo, calles bulliciosas llenas de galerías de arte, un estilo colonial único y mucho charme francés. Kingston fue la primera capital de la Provincia de Canadá en 1841 y tiene aún preciosos edificios de caliza dorada. Pero yo prefiero Ottawa.

Me gusta Ottawa y me gustaría vivir en Ottawa si fuese canadiense. A pesar de los autobuses.

20160926_170919

Paseo, en estas tardes cálidas de otoño por el Canal Rideau, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Monto en canoa en el río Ottawa y me acerco a Victoria Island, de gran importancia comercial e histórica desde los primeros habitantes algonquinos. Después de una cerveza reparadora, y muy cara debo añadir, en el Bymarket, camino hasta los edificios neogóticos del Parlamento, salidos de una novela victoriana, góticos en todos los sentidos de la palabra. Entre agresivos turistas chinos, palo de selfie en ristre, saludo a la estatua del héroe en la lucha contra el cáncer Terry Fox y contemplo la imponente mole del Banco de Canadá. Vuelvo a la peatonal Sparks street con la ilusión de ver y ser visto, como si fuese 1900, pero me encuentro más bien un montón de tiendas para turistas. Tacky, pienso con un estremecimiento al recordar la monstruosa ciudad que rodea las fantásticas cataratas del Niágara. Me dirijo a la zona diplomática y veo al otro lado del puente Alexandra la ciudad de Gatineau, ya en Québec.

20160919_141243

Descanso de nuevo, contemplo la magnífica vista de la biblioteca del Parlamento y pienso. Estoy en la cafetería de la National Gallery of Canada. Una frágil viejecita se pone a hablar conmigo; por alguna razón desconocida para mí les resulto interesante a las octogenarias.  Ella y su hermano son de Calgary y están pasando unos días en la capital del país disfrutando de sus museos. Le deseo una feliz estancia y me voy al Museo de la Guerra, preñado de simbolismo y que me recuerda por alguna razón subconsciente el Yad Vashem de Jerusalén. Muerte recontada y glorificada por todas partes y mucho hormigón para que nadie deje de sentir lo que ocurrió y recuerde, recuerde siempre.

20160919_150325

Regreso al Bymarket y me siento de nuevo a pensar en una terraza. Y a contemplar cómo pasa la vida y la gente que recorre estas calles de la capital de Canadá: rubias con stilettos, musulmanas con velos multicolores, musulmanas con velos negros como la brea, negras orondas – afroamericanas para los espíritus políticamente correctos – anglos larguiruchos en chanclas, indios con y sin turbante, chinos, turistas de toda pluma y pelaje. Apago el ordenador y me dejo acariciar por la luz dorada del otoño y el arrullo de la ciudad.

20161005_165224

Me gusta Ottawa.

 

La junta directiva

Jobshadowing a la junta directiva

Con mi agradecimiento a las vicedirectoras, Janice Isaac y Colleen Taylor

 

El despacho de un jefe de estudios de Canadá es tan efervescente y entretenido como el despacho de un jefe de estudios de España, sobre todo si se está como observador. Hay una diferencia muy importante: en Woodroffe High, con un número de alumnos similar al de nuestro instituto, hay no una, sino dos jefas de estudios (vice-principals) lo que demuestra que la tarea no es fácil en ninguna parte.

20161011_140414

La junta directiva de Woodroffe High está formada por el director y dos vicedirectoras, apoyadas de forma permanente por un Departamento de Orientación de cuatro personas, y por otros profesionales como un psicólogo y un enfermero que están en el instituto una vez por semana. También cuentan con otros apoyos, como la mediadora cultural, una figura muy necesaria en un centro con un alumnado tan multicultural, o asistentes de docencia.

Ni el director ni las vicedirectoras tienen ninguna carga docente, aunque en otros centros más pequeños sí puede darse esta posibilidad. Necesitan formación específica y un amplio currículum y son seleccionados por la administración educativa. Dejan de ser profesores y de pertenecer al muy poderoso sindicato de profesores de Ontario.

20161011_140403

En rápida sucesión se suceden los casos que aparecen por los despachos:

  • Un alumno grandullón de modales exquisitos y mirada arrepentida e inocente ¿demasiado para ser cierto? ha sido cogido copiando con el móvil en un examen de ciencias. Admite que estaba utilizando el móvil pero dice que sólo estaba chateando y que se dejó abierta una app de ciencias cuando repasaba la noche anterior. La profesora no se lo cree. Nosotros tampoco. El incidente queda grabado en su ficha informatizada. Suspenso en el examen y será la profesora quien decida si puede repetirlo más adelante o no.
  • Una alumna de rasgos orientales ha presentado un trabajo obviamente plagiado, un tema que se considera muy grave tanto en los institutos como en las universidades de Canadá y que tiene un aspecto no sólo académico, sino de falta de integridad y honestidad académica. La chica asegura que trabajó directamente en chino mandarín (su lengua) y utilizó después un traductor al inglés. No se lo cree nadie y se le advierte que pasa a estar bajo vigilancia especial por ser la primera vez. Nota al canto en su certificado de penales.
  • Un chico sirio, pequeñajo y con cara de pícaro molesta continuamente en clase, insulta a sus compañeras y es demasiado agresivo jugando al fútbol con sus compañeros. Todos están hartos de él. Comunicación a sus padres y expulsión de tres días para que recapacite. Fichado también.

He de añadir que durante este proceso desfilaban por los despachos de las vicedirectoras orientadores y mediadora cultural, lo cual hacía la toma de decisiones mucho más fácil evitando la presión continua sobre una sola persona.

La selección de los equipos directivos es, como puede verse, diferente a la gallega, pero las situaciones y tipos humanos que van desfilando por los despachos son muy parecidos. Pasta humana, al fin y al cabo.

Las aulas

Las aulas

Grandes, espaciosas y luminosas. Las aulas de Woodroffe High invitan al trabajo individual, facilitan el trabajo en parejas y grupos y permiten al profesor moverse entre los alumnos.

20160927_091350

El equipamiento es una mezcla de lo moderno y lo tradicional. El uso de proyectores, ordenadores e internet es frecuente, pero los encerados son todavía de tiza.

20160926_094220

Todas las aulas tienen una pequeña biblioteca con libros de lectura y con los libros de texto, que los alumnos no compran. Aunque (o porque) son de todos, los libros de texto del aula están en muy buen estado y duran muchos años.

Hay pósters por todos lados y la decoración es un poco caótica, pero agradable.

El ambiente es relajado, tranquilo y alegre. Alumnos y profesores se sienten bien aquí. Una ayuda enorme para el aprendizaje y la enseñanza.

Necesidades Especiales

Alumnado con necesidades especiales

 

Con mi gratitud a la profesora Sharon Osborne y sus alumnos, especialmente John, que me enseñó a moverme por este laberíntico instituto.

 

Son las 09.00 en punto y los alumnos con necesidades especiales de la profesora Sharon Osborne se ponen en pie y escuchan con un respeto casi religioso el himno nacional de Canadá. Comienza un nuevo día en esta aula especial de Woodroffe High.

La selección de este grupo de 15 alumnos ha sido laboriosa: a los estudios psicológicos que determinan qué alumnos se encuentran en situación de “necesidad especial” le sigue el estudio de la junta de evaluación del profesorado que recomienda la adscripción al grupo y finalmente la aceptación por parte de los padres. A veces, las familias aceptan la situación con rapidez, otras necesitan tiempo, y alguna otra, en fin, no admite que su hijo no llegará a cumplir ciertas expectativas y lo dejará rodar por las clases ordinarias hasta que la realidad se impone. Aquí podrán estar hasta los veintiún años.

20161005_113206

Los chicos, algunos con obvias dificultades de atención, se dividen en dos grupos y uno de ellos se va a hacer la compra con la ayudante docente, el resto se queda en clase. Para estos últimos la primera parte de la mañana se divide entre una clase de lenguaje, otra de yoga y finalmente una sesión de danza.

La clase es alegre y luminosa, una mezcla entre aula y cocina, con un letrero que pone, No swimming en el fregadero. John me dice que no le hace gracia la broma.

20161005_113258

Dentro del objetivo de inclusión de todo el alumnado ya hemos visto que unos siguen un itinerario más académico, otros uno de perfil más profesional y finalmente estos chicos tienen un currículo propio.

En una sociedad tan individualista como la canadiense, tan parecida a la sueca, el objetivo de estos grupos no es el progreso académico, sino el logro de la mayor autonomía posible para insertarse en una sociedad donde la familia o el grupo cuentan poco y el individuo debe valerse por sí mismo.

20161005_113238

Podrían estar en las mismas aulas que los demás, pero aquí se cree que eso sólo llevaría a la ansiedad y la frustración al no ser capaces de conseguir lo mismo que el resto de sus compañeros. De todos modos, comparten algunas clases con ellos, como la de danza, para suavizar el posible estigma.

Mi sensación en esta clase es agridulce. Las dificultades que enfrentan estos alumnos son inmensas, pero la respuesta, la interacción significativa entre alumno y profesor, es muy enriquecedora. No es éste un grupo fácil para muchos profesores, pero aquellos que sepan entender las necesidades de estos alumnos, obtendrán recompensas profesionales y personales que difícilmente llegarán a tener con otros grupos.

O Canada

O Canada

 Al llegar al instituto, un aviso por megafonía nos avisa de que va a sonar el himno nacional de Canadá, cuya letra casi me sé ya de memoria. Todo el mundo se detiene, se pone en pie y escucha con atención y respeto el himno o incluso lo canta. Después tenemos un momento de silencio antes de comenzar las clases.

Resulta extraña esta demostración de patriotismo para alguien que, como yo, llega de España. Quizá una larga dictadura nos ha dejado una relación difícil con himnos, escudos y banderas. Una relación difícil que deberíamos superar para tener una cercanía natural a los símbolos que dan cohesión a una comunidad.

o-canada

O Canada es el himno de Canadá y la letra original en francés fue presentada por primera vez en 1880, aunque no se convirtió en himno nacional hasta un siglo más tarde, el 1 de julio de1980.

El texto oficial inglés no coincide con el francés y es el que escuchamos en Ontario todos los días alumnos y profesores:

 

O Canada! Our home and native land!

True patriot love in all thy sons command.

With glowing hearts we see thee rise,

The True North strong and free!

From far and wide, O Canada,

We stand on guard for thee.

God keep our land glorious and free!

O Canada, we stand on guard for thee.

O Canada, we stand on guard for thee.

Apuntes sobre educación y evaluación en Ontario

Apuntes sobre educación y evaluación en Ontario

La educación en Ontario:

 

20161003_181947

 

“Education directly influences students’ life chances – and life outcomes. Today’s global, knowledge-based economy makes the ongoing work in our schools critical to our students’ success in life and to Ontario’s economic future. As an agent of change and social cohesion, our education system supports and reflects the democratic values of fairness, equity, and respect for all. The schools we create today will shape the society that we and our children will share tomorrow.”

La educación se pone así al servicio de una sociedad democrática y equitativa y se ve como un mecanismo de transformación y progreso social. Debe ser inclusiva, pero en el sentido de abrir los brazos y asumir la diversidad de todo el alumnado como un bien en sí mismo:

“Inclusive education is central to the achievement of high-quality education for all learners and the development of more inclusive societies. Inclusion is still thought of in some countries as an approach to serving children with disabilities within general educational settings. Internationally, however, it is increasingly seen more broadly as a reform that supports and welcomes diversity amongst all learners.”

 

20161004_094001

 

Sobre la evaluación, es interesante su concepción como un ejercicio de comunicación humana que es, por tanto, más un arte que una ciencia:

“It is worth noting from the start, that assessment is a human process, conducted by and with human beings, and subject inevitably to the frailties of human judgement. However crisp and objective we might try to make it, and however neatly quantifiable may be our “results”, assessment is closer to an art than to a science. It is, after all, an exercise in human communication.”

Web del Ministerio de Educación de Ontario:

http://www.edu.gov.on.ca

Recepción de nuevos alumnos

Recepción de nuevos alumnos

Deberían haberse reunido al comenzar el curso, pero por suerte para mí tienen el salón de actos en obras y esta reunión se ha pospuesto hasta este lunes.

Los alumnos nuevos del Grade 9 van sentándose en las sillas de la espaciosa biblioteca. Tienen, como corresponde, cara de nuevos y de ser incapaces de hacer nada inadecuado. Escuchan con atención lo que se les dice.

20161003_094226

Mr Arden, el director, abre la reunión y les dice que respetar las normas es fundamental para que funcione este instituto de 800 alumnos y 80 adultos (profesores y otros trabajadores del centro). La clave está en el respeto a las normas y a la dignidad de todos.

A continuación intervienen las dos vicedirectoras, que entran más en detalle sobre qué está permitido y qué resulta inaceptable. Con voz firme y pose de sargento, van desgranando las normas del instituto:

  • La puntualidad es muy importante. Si un alumno llega más de cinco minutos tarde, debe pasar por la oficina, explicar qué ha ocurrido y llevar un papel firmado al aula. Esto se aplica a todas las horas de clase. La realidad es que algunos profesores son más estrictos que otros.
  • La asistencia a clase es obligatoria e imprescindible para sacar adelante el curso.
  • Se espera de los alumnos que trabajen, hagan sus deberes, entreguen los trabajos a tiempo y sean honestos, es decir, que no copien y no plagien textos en sus trabajos y proyectos.
  • Los alumnos deben traer sus móviles, tabletas u ordenadores a clase pero sólo para uso académico. He visto que muchos alumnos se saltan a la torera esta norma.
  • Las taquillas son propiedad del instituto y pueden ser revisadas. Aparentemente compartirlas con amigos suele suponer muchos problemas.
  • La vestimenta debe ser respetuosa y adecuada para el trabajo escolar. El velo islámico es aceptable, los escotes vertiginosos, no.
  • Se habla abiertamente de bullying, robos, actos vandálicos, posesión de armas, alcohol o drogas, de la prohibición de fumar en todo el recinto escolar, del uso inadecuado de los ordenadores, y una vez más del plagio y la falta de honradez académica. Estas conductas pueden llegar a suponer una expulsión temporal o definitiva.

20161003_092744

Cierran la presentación los miembros del Departamento de Orientación o Guidance Department, que hablan a los alumnos de sus actividades y de cómo pueden recurrir a ellos cuando cualquier problema tanto en clase como en casa pueda estar limitando su rendimiento académico. Se habla abiertamente de maltrato, depresión y suicidio.

Finalmente, les habla de las 40 horas de voluntariado al servicio de la comunidad que todo alumno debe realizar para obtener el título de secundaria. Deben ser actividades que busquen una contribución positiva y ética en beneficio de la comunidad. La idea es que todos los alumnos contribuyan a crear una sociedad donde los individuos se preocupen los unos por los otros de forma natural y voluntaria.

20161003_094015

No hay preguntas al final de la sesión y todos regresamos a clase.